La Iglesia de Córdoba Su opción “por la derecha”

2b0901_07_cordoba_mons_nanez

Actual arzobispo Carlos José Ñáñez, responsable del juicio canónico al Pbro. Nicolás Alessio por defender la legalidad y la eticidad del matrimonio igualitario.

Datos importantes. La Arquidiócesis de Córdoba se encuentra en la Provincia de Córdoba Argentina, y es una de las más importantes. La resistencia de los curas “del tercer mundo” fue y es muy marcada en esa jurisdicción eclesial. De hecho, es el lugar desde donde se cuidó la memoria (archivos documentales, textos varios, testimonios, publicaciones, etc.) del mártir Enrique Angelelli.

La Iglesia de Córdoba
Su opción “por la derecha”

Cuándo se nombra un obispo, previamente se ha consultado, de manera secreta, por una terna de nombres a más de un sacerdote. Una consulta exhaustiva, puntillosa. Esta claro que aunque Roma quisiera, si el candidato no tuviera cierto apoyo y consenso “local”, sería complicado nombrarlo como obispo. También es cierto que la “opinión” de algunos cardenales influye bastante, como fue el caso del cardenal Primatesta.

La Iglesia de Córdoba es responsable, entre el 2006 y el 2013, de los siguientes nombramientos.

Marcelo Martorell, ecónomo del Arzobispado, fuertemente vinculado con Yabrán, el empresario extrañamente suicidado. Fue designado obispo de Iguazú para poner orden en la diócesis del obispo Piña, quién llevaba una clara pastoral de compromiso social con los pobres.

Marcelo Cuenca, ex liceista, interventor en la Casa de la Catequesis y la Junta de Catequesis cuando Victor Acha y Nicolás Alessio y sus equipos, llevaban adelante una profunda renovación catequética a todo nivel. Cuando el proceso era prácticamente incontenible y se estaba consolidando, vino la inconsulta y arbitraria intervención del arzobispo Primatesta, Cuenca fue el encargado de arrasar con todo lo construido. Fue nombrado obispo del Alto Valle, diócesis con la impronta renovadora de Esteban Hesayne, obispo comprometido con los derechos humanos en tiempos de la dictadura.

Samuel Jofré, claramente identificado con el Opus Dei, opositor a los tímidos aires renovadores del actual obispo de Córdoba, y uno de los ideólogos de la suspensión de Nicolas Alessio por el conflicto en torno al matrimonio igualitario. Fue nombrado obispo de Villa María.

En estos días es nombrado Pedro Torres como obispo auxilliar de Ñáñez. Torres fue el interventor en la Parroquia Nuestra Señora del Valle, también con la clara directiva de poner orden en donde durante años Guillermo Mariani fue consolidando una pastoral liberadora, popular y renovada.

Estos nombramientos se los debemos a Juan Pablo II, a Benedicto XVI y a Francisco. No hay diferencias, hay continuidad. El mérito primero y fundamental de estas personas es su obediencia obsecuente a Roma. Cabe agregar que en Córdoba hay otros sacerdotes de mayor prestigio intelectual y de mayor capacidad pastoral que sin embargo quedaron relegados por ser, al menos en algunos aspectos, críticos al Vaticano.

En cuanto a la sexualidad…

Ninguno de estos obispos considera como avances civiles ni éticos, ni la Ley de Divorcio primero ni la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de identidad de género después. Todos consideran pecado grave las relaciones sexuales fuera del sacramento matrimonial, la masturbación y las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. La homosexualidad es considerada un desorden de la naturaleza que hay que reprimir o intentar curar para no caer en pecados graves.

No aceptan la posibilidad de interrupción voluntaria del embarazo y consideran todo aborto como falta grave. No creen que se deba dar al comunión a los divorciados vueltos a casar y solo aceptan como método de control de la natalidad los “naturales”. Consideran que usar el preservativo es antinatural y pecaminoso, aunque sea para prevenirse del sida. Son claramente reacios a la educación sexual en las escuelas cuando no responde a criterios morales eclesiales. Creen nefasta la influencia de las teorías de “género” y no creen que la mujer deba ocupar y tenga los mismos derechos que los varones en la estructura jerárquica eclesial.

En cuanto a lo político y el pacto con Cadena 3

Primero Primatesta y luego Ñáñez, fueron consolidando a través de los años un vínculo indisimulable con Cadena 3 y en particular con Mario Pereyra. La misa radial fue la paga de este pacto. No hace falta describir la orientación política y religiosa de Cadena 3. Único medio de córdoba que ignoró con su silencio cómplice, la publicación, luego la prohibición y la honda repercusión del libro “5 Curas”, uno de los más vendidos de los últimos tiempos en la provincia.

No llama la atención que esta Arquidiócesis no tenga un organismo de “Justicia y Paz”, como debiera tenerlo tal como existe en el Vaticano y en la Conferencia de Obispos Argentinos, y se sugiere su implementación, desde el Concilio Vaticano II en la década del 60. Organismo que debiera claramente opinar en temas conflictivos y que tiene la responsabilidad de intervenir en estos temas jugando un importante rol a favor de los más pobres.

No llama la atención que la “Pastoral Social” no tenga ninguna incidencia ni relevancia pública y muy poca o casi nula en las parroquias y otras instituciones católicas. No llama la atención el silencio de esta Pastoral Social ante situaciones tan graves como por ejemplo la posible instalación de Monsanto o los hechos del narcoescándalo.

No llama la atención que jamás se haya hecho algún gesto, discurso o celebración para el Dia de la Memoria la Verdad y la Justicia. Ni mucho menos para el 10 de Diciembre, día internacional de los derechos humanos. Ni alguna preocupación o declaración por los juicios por memoria y justicia que se llevan adelante en Córdoba que son un emblema para toda la Argentina de dignidad y ética.

Los derechos humanos no son un tema relevante para la Iglesia de Córdoba.

Y lo más grave es el silencio sepulcral, sistemático, metódico y desfachatado en torno a la memoria, vida y obra de Enrique Angelelli, obispo mártir. Ni siquiera se permiten nombrarlo el día de su asesinato en la lista de los difuntos por los que se ofrece la misa, aún cuando el Episcopado Argentino tímidamente vio con buenos ojos que se reabriera su causa en la Justicia riojana.

Proteger al gobernador

Y si todo ésto fuera poco, a través del COMIPAZ, en la persona de Pedro Torres, el 4 de Diciembre, cuando más distancia y actitud crítica había que tomar del gobierno de la Provincia, se bendice, protege, cuida y acompaña a la gestión del gobernador De la Sota.

Luego de saqueos y la ausencia de los poderes públicos, aparece al lado del gobernador, en su patética conferencia de prensa, Pedro Torres, ofreciéndose como mediador y gestor.

Luego vendrá la iniciativa de tomar mate con el vecino, casi como una solución mágica, que en el fondo apunto a poner un manto de olvido a los graves sucesos, donde se soslaya y no se quiere hablar de responsables y muchos menos de las causas políticas y sociales de los saqueos y de lucha de pobres contra pobres.

Estas actitudes aparentemente apolíticas o neutrales solo favorecen a los poderes establecidos.

Queda clara la estrategia vaticana con la complicidad del clero local: poner orden y arrasar en Córdoba todo vestigio de una Iglesia popular, profética, liberadora y ser obsecuente con los poderes establecidos.

Una alianza claramente en contra de los intereses populares. El 27 de Diciembre será consagrado Pedro Torres y se habrá dado un paso más en la consolidación de este proyecto que, de Evangelio, tiene muy poco.

MOVIMIENTO CURA VASCO
MOVIMIENTO RECUPERAR LO NUESTRO
COMUNIDAD DE BASE FEBE
COMUNIDAD CRISTIANA AUTOCONVOCADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>